¡Hola emprendedor!

Sé que tienes un negocio genial y diferente, uno que realmente te apasiona, pero sientes que la identidad de tu marca no está a la altura y no ayuda a destacar entre tantas opciones.

Estás listo para mejorar tu identidad y así lograr tus objetivos: subir tus precios, atraer a más clientes o tan solo tener una identidad que al fin te represente.




Veamos si te parece cierto esto...

Pierdes mucho tiempo intentando convencer a un cliente de que te compre a ti y no a tu competencia.

No consigues que tu marca destaque en el mercado por más que lo intentas.

Lo que ofreces es de calidad pero las personas no lo perciben de esa forma.

La identidad es inconsistente en diferentes medios.